Buenos Aires.- Iara Nisman, la hija mayor del fiscal Alberto Nisman muerto por homicidio según estableció primariamente la Justicia, le pidió al presidente Alberto Fernández que no se entrometa en la investigación del caso, al cuestionar los últimos dichos del mandatario nacional sobre el tema, que calificó de «lamentables».

«Si la justicia está investigando, él no debería entrometerse», aseguró la joven, que recordó: «Fue todo muy confuso porque desde un primer momento el ahora presidente se había manifestado con lo contrario que dice ahora. Sostuvo que se trató de un asesinato y luego cambió su discurso a un suicidio».

Iara Nisman: «Me parece muy lamentable» que el Presidente se meta con la investigación.

Las expresiones de Iara Nisman son una respuesta a lo que aseguró semanas atrás el jefe de Estado, cuando señaló que el ex fiscal «se suicidó» y dijo que esperara que no hiciera lo mismo el integrante del Ministerio Público Diego Luciani, quien pidió una pena de 12 años de cárcel e inhabilitación de por vida para ejercer cargos públicos para la vicepresidenteCristina Kirchner.

La hija del fiscal que investigaba al gobierno de Cristina Kirchner se expresó de esta forma al hablar con el canal colombiano NTN24, en el marco del Foro Madrid, que organizó en Washington una jornada sobre terrorismo y libertad.

«Desde un primer momento, desde el lado de la familia lo que buscamos es que se sepa la verdad, sea cual fuese, nosotros estando convencidos de que se trató de un asesinato. Y eso fue lo que buscamos. Una vez que se llegó, que la Justicia dictaminó y se está investigando como un homicidio, tomamos la decisión de dejar la querella por todo un contexto de amenazas y por necesidad de reconstruir nuestras vidas. Dejamos en manos de la Justicia que encuentre a los responsables», resaltó Iara Nisman.

Y expresó: «Confiamos en la Justicia, yo personalmente no creo que se llegue a saber todo lo que pasó porque la verdad desde un primer momento la causa fue muy manoseada y usada políticamente.
  Pero ojalá que así sea».

«A raíz de estas investigaciones (sobre Cristina Kirchner) y del fiscal que ahora está investigando a la vicepresidenta, se volvió a traer el tema de mi papá nuevamente para utilizarlo para sus beneficios y me parece muy lamentable», agregó la joven Nisman.

El fiscal fue encontrado muerto en su departamento de Puerto Madero en enero de 2015, luego de denunciar públicamente a la entonces Presidente por supuesto encubrimiento de Irán a través de la firma del llamado Memorándum con Irán. Nisman estaba terminando de redactar la presentación de esa investigación sobre el encubrimiento que iba a hacer en el Congreso pocas horas después de que fuera hallado muerto.