Representante de la Asociación vecinal ‘Fomento Santa Celina’, Lorena Tes, comenzó la Sesión Ordinaria del Honorable Concejo Deliberante que se llevó a cabo el 22 de septiembre por la reubicación de la zona roja. En representación de diferentes Asociaciones Vecinales, mujeres que trabajan la prostitución y el dueño del Cementerio Colinas de Paz, manifestaron su repudio al cambio anunciado días atrás.

En la lectura del docuemnto Tes manifestó la indignación de los firmantes de la nota por el «destrato que hemos tenido para el tratamiento de la ubicación, el destrato y el ninguneo del intendente -Guillermo Montenegro- para recibirnos». Explicó que el descontento es desde los frentistas del lugar y las trabajadoras.

La representante de la Asociación vecinal, Lorena Tes fue la vocera que ocupó la Banca 25 en la sesión ordinaria del Concejo Deliberante.

La representante de la Asociación denunció que «tuvimos dos llamados muy extraños, uno que me lo hicieron días después de la presentación de la nota -en rechazo a la medida- con un teléfono de la municipalidad». Detalló que la persona que se comunicó, se presentó como trabajadora de Seguridad de la gestión y «muy intimidatoriamente» le cuestionó la presentación del reclamo.

Asimismo, informó que otra de las representantes recibió una comunicación telefónica en la que se le solicitaron datos personales, «tratando de identificar su domicilio particular, siendo que hay una dependencia de asuntos de la comunidad que tiene nuestros datos como frentistas y a quiénes nos remitimos». Ambos llamados, se hicieron al tiempo de presentar una nota en la que se le informaba al intendente que «las condiciones de nuestros barrios vulnerados no son condiciones adecuadas para ésta actividad».

Tes indicó que las regiones están en situación de abandono, y detalló que «no tenemos luminaria, la seguridad es un tema pendiente permanentemente» además explicó que los frentistas trabajan diariamente en el intento por erradicar el consumo de drogas. También sostuvo que los basurales son una preocupación constante y que «de manera colaborativa» tratan de mejorar la situación.

«Un sector vulnerado de la sociedad, va a ser trasladado a una zona vulnerada de la ciudad» sentenció la vocera, y señaló que «nos llama poderosamente la atención que sean llevadas al lugar de la muerte». Manifestó su repudio ante la decisión tomada y le solicitó al Concejo que se reevalúe en el cuerpo, al tiempo que consideró que se convoque a una mesa de trabajo con todas las partes convocantes

«Además le decimos al Intendente, que si piensan que con un número de teléfono va a lograr que ésto se solucione, le decimos que no» aclaró Tes en relación a la nueva línea que lanzó el municipio luego de dar a conocer el lugar designado para desarrollar la actividad. Y para finalizar sostuvo «vecinos contra vecinos nunca».

Repercusiones clásica de la política

Las declaraciones de Lorena Tes, despertó el interés del Concejal Horacio Taccone, quién segundos después de la presentación, solicitó la palabra y manifestó que «lo que están haciendo con este tema es payasesco» y pidió que se escuche a los vecinos. Reconoció que el tratamiento de la problemática «lo estamos haciendo mal» (…) «¿y pensamos que lo vamos a solucionar con multas?».

Posterior a las declaraciones del Concejal, tomó el guante Agustin Neme que se refirió a los 8 años de gestión de Gustavo Pulti, y aclaró que durante la representación de Acción Marplatense no se tomó el tema como problemática a solucionar. Señaló que «durante los solo dos años de gestión» el Intendente actual, Guillermo Montenegro puso en agenda el tema y aclaró que se siente «orgulloso» de poder tratar el tema en el recinto.

Pero la disputa en la sala continuó con declaraciones de la Concejal Sol de la Torre, quién indicó que «cuando no hay nada que agregar es muy difícil decir algo», al tiempo que señaló que el tratamiento en las comisiones está pedido y se analizará. Invitó a la participación de las mismas a los representantes presentes y reforzó la frase «vecinos contra vecinos, nunca».