Buenos Aires.- El juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena autorizó este lunes a salir del país a doce iraníes y venezolanos que viajaban en el avión retenido en Ezeiza desde hace casi dos meses, pero decidió retener por el momento a los otros siete tripulantes. Sobre este último grupo el magistrado entendió que todavía deben seguir siendo investigados por posibles nexos con actividades terroristas.

Villena está a cargo de la investigación que busca determinar si la aeronave y su tripulación tienen relación con organizaciones terroristas. Se trata de un avión Boeing 747 que figura como propiedad de la empresa venezolana Emtrasur, pero que hasta hace pocos meses pertenecía a la República Islámica de Irán, y que venía realizando frecuentes vuelos por América y otros continentes.

El avión de Emtrasur y el piloto iraní Gholamreza Ghasemi, siguen retenidos en la Argentina.

Según una extensa resolución de 267 páginas (a la que tuvo acceso la agencia de noticias NA), el juez federal mantuvo la prohibición de salir del país a cuatro tripulantes iraníes, incluido el piloto Gholamreza Ghasemi, y a tres venezolanos.

Otras fuentes indicaron que la causa principal de la continuidad de la retención para el piloto iraní es que en su teléfono celular hallaron imágenes de video, capturas de pantalla y fotografías de personajes vinculados con la Guardia Revolucionaria irraní, las fuerzas Quds y elementos bélicos. Por caso, el portal Infobae consignó que en ese celulkar había imágenes de Qasem Soleimani, ex comandante de las Fuerzas Quds; y de Mohsen Rezai, ex comandante del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, que tiene pedido captura internacional por el atentado a la AMIA.

Recordaron en el juzgado que los 19 tripulantes de la nave no se encuentran detenidos, pero que sí tienen sobre sus cabezas una medida cautelar que les retuvo los pasaportes para que no pudieran salir del país. Ahora, doce integrantes de ese grupo podrán abandonar la Argentina. El avión se encuentra retenido en el Aeropuerto de Ezeiza desde el pasado 6 de junio.

«Habré de hacerles saber a los nombrados que deberán fijar un domicilio y prometer someterse al procedimiento y no obstaculizar la investigación. También deberán presentarse una vez por mes -ya sea de manera presencial o por algún medio electrónico- a la Embajada argentina de la República Islámica de Irán y la República Bolivariana de Venezuela, respectivamente», sostuvo Villena en el fallo que se difundió este lunes.