Buenos Aires.- Al menos 76 personas fallecieron y más de 1200 fueron arrestadas por las protestas que envuelven a Irán desde hace nueve días por la muerte de Mahsa Amini, una mujer que perdió su vida tras ser detenida y golpeada por no llevar bien puesto el velo islámico.

La ONU repudió la respuesta violenta del Gobierno de Irán contra Mahsa Amini

Desde que sucedió este hecho, las movilizaciones no pararon de crecer en todo el país, sobre todo en la capital de Teherán, donde las universidades están en huelga, estudiantes y jóvenes protagonizan las principales movilizaciones.

Como consecuencia, las fuerzas represivas asesinaron al menos 17 personas, entre ellas algunas perdieron un ojo. Además, varias organizaciones denuncian cortes de internet y restricciones de varias redes sociales. La Guardia Revolucionaria, una fracción militar dedicada a proteger y consolidar el régimen islámico dijo que las marchas son un «acto de sedición y amenaza con represalias», sin embargo, los ciudadanos siguen saliendo a las calles.

Cabe aclarar que, en los últimos meses, el Gobierno del ultraconservador Raisí aumentó las presiones para que las mujeres cumplan con las estrictas reglas de vestimenta y usen bien el velo, obligatorio desde la revolución de 1979 liderada por el ayatolá Ruholá Jomeiní.

¿Por qué estallaron las movilizaciones en Irán?

Además del endurecimiento a la falta de libertad de las mujeres, la población exige un cambio de régimen por la alta inflación que ya supera el 50%. Casi la mitad de la población vive debajo de la línea de pobreza. Por estos motivos, hubo huelgas en el petróleo y el azúcar, revueltas por la escasez de agua y electricidad.

Según expertos, las protestas se seguirán intensificando en los próximos días

En este contexto, se pudieron ver marchas a diario en donde las mujeres queman sus velo o hiyab en señal de protesta, acompañadas de muchos varones. Entonces, si bien protestan contra el código de vestimenta, también lo hacen contra el gobierno y contra la opresión.

Según Esfandyar Batmanghelidj, fundador y CEO de la Fundación Bourse & Bazaar en Londres, las anteriores oleadas de protestas de 2019 y 2021, y las de este año, estaban impulsadas principalmente por asuntos económicos. Sin embargo, sostuvo que «Esto es diferente, porque lo que la gente pide realmente es un tipo de cambio político más significativo» y añadió que este movimiento ha facilitado «la generación de solidaridad entre diferentes grupos sociales«.

En Argentina se sumaron a las protestas

Este martes, organizaciones feministas y de izquierda se movilizaron hasta la Embajada de Irán en Buenos Aires para mostrar su «apoyo» y «solidaridad» a las mujeres iraníes que protestan contra el actual régimen islámico.

Al menos 76 personas han muerto en Irán en manos de las fuerzas de seguridad

“Estamos junto a distintas organizaciones feministas en la Embajada de Irán, movilizadas en solidaridad con la lucha de las mujeres y disidencias iraníes que hace más de diez días están en lucha contra un Gobierno y un régimen islámico que las reprime”, aseguró a Efe Mercedes de Mendieta, dirigente del Frente de Izquierda.

“A partir de esto comenzó una rebelión muy grande en donde las mujeres comenzaron a salir a las calles para repudiar este asesinato, pero también para exigir por los más elementales derechos democráticos que hoy las mujeres en ese país no tienen”, en relación al asesinato de Mahsa Amini.