Buenos Aires.- La Corte Suprema de Justicia ratificó el juicio oral y público para uno de los acusados de haber vendido drogas sintéticas que pudieron haber causado la muerte de cinco asistentes a la fiesta electrónica denominada Time Warp en abril de 2016.

Uno de los pabellones de Costa Salguero en el que se realizo el festival alemán Time Warp Argentina en su tercera edición local. (NA)

El máximo tribunal, en un fallo firmado por los jueces Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti, desestimó un recurso de ‘queja’ de la defensa de Leandro Emanuel Rama Vilariño, imputado por aquel episodio. Es uno de los tres acusados por la presunta venta de drogas sintéticas que causaron los cinco decesos y está pendiente de afrontar un juicio oral y público desde fines de 2016, pero el trámite en su caso estaba frenado por un planteo de su defensa por su estado psicológico.

El imputado fue sorprendido durante un allanamiento en el marco de la investigación con unas 200 pastillas de distintos tipos de droga sintética, entre ellas 57 azules con ‘forma de fantasma’ y otras 44 rosas de forma cilíndrica. La defensa del imputado, a cargo de Francisco Goldaracena y Juan Martín Fragueiro Frías, había pedido la suspensión del proceso penal en su contra, argumentando que su estado de salud no le permitía afrontar las consecuencias de un juicio oral.

El Tribunal Oral Federal número uno sostuvo que «si bien del análisis de los citados informes se desprende que Rama Vilariño padece afecciones del tipo psicológico relacionadas con el estrés postraumático, depresión y angustia que le origina el presente proceso penal -circunstancia que obviamente podría sufrir cualquier persona sometida a un proceso penal- ello no implica, como se ha demostrado, que se encuentren afectadas sus capacidades cognitivas».

Así, el planteo fue rechazado, pero la defensa insistió hasta llegar hasta la Corte Suprema. En su acuerdo de este martes, el máximo tribunal declaró «inadmisible» la última apelación y ratificó así que la causa deberá dirimirse en la instancia oral y pública.

Además de Rama Vilariño, también están imputados por la venta de drogas en la fiesta Jonathan Di Plácido y Facundo Silva. También esperan la definición de sus situaciones judiciales otra decena de imputados, entre ellos los organizadores de la fiesta electrónica y funcionarios del gobierno de la Ciudad sospechados de omisión de controles.

El evento

La tragedia de Time Warp se produjo en la noche del 15 y madrugada del 16 de abril de 2016 en Costa Salgero, las cinco víctimas mortales fueron identificadas como Nicolás Becerra, Francisco Bertotti, Bruno Boni, Martín Bazano y Andrés Valdez aunque muchos más fueron internados. Se estima que hubo más de 20.50 personas en el encuentro, cuando en realidad estaba previsto para 13.000.

Las autopsias mostraron que las muertes se produjeron por edema pulmonar y paro cardiorrespiratorio, los exámenes toxicológicos revelaron que hubo consumo de sustancias como MDMA o éxtasis, metanfetaminas y particularmente de PMMA, más conocida cpomo Superman. En las declaraciones del doctor Alberto Crescenti, jefe de SAME, comentó que las víctimas «murieron en forma fulminante» y que presentaban temperaturas corporales superiores a los 40 grados.