Buenos Aires. El fundador del gigante inmobiliario chino Evergrande, Xu Jiayin tuvo que vender 9% de sus acciones en un intento por conseguir liquidez para sobrellevar las obligaciones que tiene la empresa en China. El año pasado ese país, modificó las reglas de juego internas vigentes para el sector inmobiliario por la situación habitacional, lo que provocó que las inmobiliarias debieran desenvolverse con parámetros más rígidos.

No solo impacta en la economía china la crisis de Evergrande por la cantidad de proveedores que requiere para llevar adelante los proyectos, sino que a nivel internacional puede suceder una repercusión negativa similar con las ventas de productos en el mercado de la construcción. En América latina, Chile, Brasil y Perú son los principales vendedores de algunos de los insumos utilizados por la compañía y temen de que esta empresa no pueda garantizar los pagos por esas operaciones.

Además de las viviendas que construye, la compañía hace parques temáticos, produce autos eléctricos, alimentos, bebidas y tiene un equipo de fútbol. En relación con éste último, sufrió otro impacto en sus acciones cuando la ciudad de Cantón decidió retirarle la licencia del terreno donde estaba construyendo el estadio el pasado 25 de noviembre.

A esta delicada situación la firma llegó a partir de una deuda acumulada de alrededor de 300 mil millones de dólares, lo que sumado a nuevas medidas de control para el sector, le ocasionó dificultades para cumplir con el pago de los intereses de los créditos tomados. Como consecuencia, todo es incertidumbre en torno a la sociedad china ya que el mundo económico y financiero no tiene en claro si la empresa podrá caer en quiebra y no cumplir con la entrega de las viviendas programadas.

Las negociaciones que tiene Argentina se formalizarían en el próximo viaje de Alberto Fernández al país asiático en febrero se podrían ver perjudicadas por la desaceleración del crecimiento de China. Según informó la Cancillería, el embajador argentino en dicho país, Sabio Vaca Narvaja se reunió con el viceministro de Industria y Tecnología de la Información chino, Zhang Kejian, «para potenciar la cooperación en material espacial, energía nuclear e industria de la defensa».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.