Buenos Aires.- El juez federal platense Ernesto Kreplak rechazó derivar a Comodoro Py la causa conocida como «Mesa Judicial» o «Gestapo sindical», que fue pedida por un magistrado federal de los tribunales porteños. Es la causa que investiga el presunto armado de expedientes judiciales durante el gobierno provincial de María Eugenia Vidal. A partir de diciembre del 2021, tomó rumbo jurídico por registros hallados por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y en enero último se empezaron a tomar las declaraciones del caso.

Imágenes del video que registró el encuentro de ministros, políticos y empresario en el Banco Provincia

Los supuestos «armados» de acusaciones involucraron a sindicalistas, como el ex titular de la Uocra platense Juan Pablo «Pata» Medina. A partir de procesamientos como ese se le inició un juicio político a Julio Conte-Grand, el Procurador General de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, que aún sigue en el cargo a pesar de los esfuerzos del kirchnerismo por destituirlo. La explosión del caso llegó de la mano de un allanamiento dictado por el juez federal en la Municipalidad de La Plata por un video en el que se ve a varios funcionarios de aquel entonces reunidos con empresarios.

El pedido para que la causa judicial pase a Comodoro Py lo hizo el pasado 13 de mayo el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi alegando que existen «puntos de contacto» entre esa causa de la «Mesa judicial» y la que se tramita en su juzgado sobre el espionaje ilegal, presuntamente efectuado durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri. «Las reglas de conexidad establecen que un único juez podrá entender en diversos procesos cuanto éstos se encuentren vinculados debido a las personas o los hechos» sostuvo Giorgio.

Pero Kreplak explicó que hay involucrados funcionarios de la provincia de Buenos Aires y de la Municipalidad de La Plata, además de representantes de cámaras empresariales que no se encuentran relacionados con el expediente que tramita Martínez de Giorgi. «Razones de economía procesal y mejor administración de justicia» -sostuvo el magistrado platense- «desaconsejan la pretendida acumulación» de expedientes.

Aunque poco se sabe fehacientemente del trasfondo político que significa este intento de cambio de sede judicial para tramitar la investigación, para los observadores de la cuestión judicial bonaerense estaría claro que tanto detrás del pedido como del rechazo, se cruzan posicionamientos políticos que a través «de apelaciones y demás», podrían demorar bastante tiempo el expediente.