Finalmente el Indec dio a conocer los números de la inflación de mayo, según el comunicado del gobierno de la Nación, los porcentajes continúan a la baja, pero la idea de normalizar un incremento en los precios por arriba de un 5% mensual es alarmante. El dato que arrojó el Instituto fue del 5,1% y acumuló 29,3% en los primeros cinco meses del año y generando un costo de vida que alcanza ya a 60,7% internanual, otro récord que hace trizas las proyecciones de las autoridades económicas.

El hecho real es que es cierto que los porcentajes están en caída, dado que en abril fue de 6% y previo a ello, marzo apuntaló con el 6,7%, en los últimos meses, con influencia de la situación derivada de la pandemia que sufren los países y el agregado de escalada bélica en el territorio ucraniano. A partir de eso se puede apreciar cómo el resto de los países toman este tipo de noticias. Es iusual observar por ejemplo registros de 8% de inflación anual en países de Europa, razón de más para que no se tome como normal los números que se viene dando en la Argentina.

Según los indices oficiales los costos de la salud fueron los que más incrementaron con 6,2%, el transporte con 6,1%, seguido estuvieron las prendas de vestir y el calzado con 5,8%, luego los restaurantes y hoteles con 5,7%, los equipamientos y mantenimientos del hogar 5,4% y la recreación y cultura en 5,2%. Pero en relaciómn a los Alimentos y Bebidas no alcólicas también se vieron reducciones en los aumentos, según se destacó en el informe ésta sección pasó del 5,9% en abril al 4,4% en mayo.

Dentro de la división mencionada, la mayoría de los rubros redujo sus tasas de aumento respecto a los meses previos. Las mayores subas volvieron a darse en Aceites (11% y 6% según región) y Carnes y derivados (entre 5% y 6,5%), así como también en Bebidas no alcohólicas (aumentos de hasta casi 8% en algunas partes del país).

Cabe señalar que los precios de los alimentos y bebidas continuaron aumentando más que el nivel general del costo de vida en lo que va del año y acumulan un incremento del 33,7% en el año y del 64,2% en los últimos doce meses. Si bien muestran una desaceleración desde el 5,2% mensual de diciembre último, los alimentos siguen siendo el rubro de mayor incidencia en el nivel general y en el quinto mes del año fue el indicador de mayor impacto en todas las regiones, según lo informó el INDEC.

Los productos de mayores aumentos en mayo fueron los de las carnes, pan, cereales y aceites, lo cual demuestra la ineficacia de los fideicomisos instrumentados por el gobierno para contener el alza de precios. También crecieron fuertemente los de lácteos, infusiones, y bebidas sin alcohol, algunos de los cuales, de segunda marca integran las listas del programa de «Precios cuidados», que regula la Secretaría de Comercio Interior.

Cabe mencionar que el mes entrante se deberá volver a reevaluar el contrato por el programa mencionado y el objetivo, públicamente divulgado por la gestión, es achicar la brecha entre los comercios de cercanía y los productos en dicho plan. Lo cuál, indefectiblemente hace pensar que no serán los productos de los comercios de cercanía los que bajen el precio, sino que los incluídos en «Precios Cuidados» serán los que muestren un incremento.