El dirigente Pablo Trueba renovó desde este lunes y por un nuevo período, hasta 2026, la conducción del Sindicato Marítimos de Pescadores (Simape), el gremio de marineros más numeroso e importante de Mar del Plata, alternativo al SOMU (el sindicato histórico que representa al mismo sector en el resto del país). Trueba ya venía desempeñándose como secretario general del Simape y esta vez fue reelecto por el 74% de los afiliados a pesar de que solamente se presentó una lista.

En un acto en la sede gremial, ubicada en el puerto marplatense, y también en entrevistas posteriores con los medios, Trueba agradeció a los concurrentes -autoridades nacionales, gremialistas, personal de Prefectura, empresarios y miembros de la comunidad educativa- y destacó que era «un día especial», al recordar que las elecciones habitualmente son el mes de junio, pero en esta ocasión por un pedido en su momento de parte de la oposición, las postergaron para permitir que participen las tripulaciones que estaban regresando de la pesca en alta mar.

Pablo Trueba (de pie, tercero desde la izquierda) y sus compañeros de la nueva comisión directiva (Foto: Pescare.com.ar)

Destacó que la prioridad del Simape será «sentarnos para debatir paritarias» que estaban pensadas «por última vez, en septiembre pero con toda la situación económica del país, hay que pensar períodos de 3 meses. La realidad es preocupante», insistió.

No ocultó sus simpatías políticas, que por otra parte son conocidas en el puerto: «En mi discurso lo dije, sin que haya suspicacias por ser sindicalista o de tal color político. El país está en graves momentos y me hace ver que hasta hoy no hay un plan. Que la única ficha que nos queda es el superministro (Sergio) Massa y que todos estamos implicados, más allá  del color político», puntualizó.

“Dios quiera que a la persona que pusieron a cargo, la ilumine y que pueda conducir los destinos porque si no vamos a estar bastante complicados», remató.

En representación del Subsecretario de Pesca y Acuicultura de la Nación asistió el director Julián Suárez, y además estuvieron el Jefe de la Prefectura Naval Mar del Plata prefecto mayor José Fernando Dos Santos, el presidente del Consorcio Portuario Regional Gabriel Felizia, el nuevo titular de la CGT Mar del Plata José Luis Rocha; y directivos de las Cámaras y Asociaciones Pesqueras, de la industria naval y del Centro Comercial Gastronómico del Puerto.

Uno de sus colegas de los gremios portuenses, el titular de la Asociación de Capitanes, Jorge Frías, le entregó a Trueba una plaqueta recordatoria por su permanencia en la actividad sindical.

Por su parte Trueba también defendió la posibilidad de nuevas fuentes de trabajo implícitas en el proyecto de exploración petrolera en el mar, frente a la costa marplatense que está en marcha: «La industria pesquera está caída y saturada y se necesita una industria pesada, ligera y que derrame trabajo», sostuvo el dirigente de los marineros. Y recordó que con «Vaca Muerta en Neuquén, el petróleo hizo resurgir al lugar y a los pueblos aledaños porque reactivaron esa economía».

En declaraciones periodísticas defendió la exploración petrolera off shore cerca de la costa.

Más todavía, «se requiere personal, obreros navales, se activa la metalúrgica, metalmecánicas, construcción. No solo el personal embarcado será requerido, esto genera todo un derrame de trabajo que genera toda la infraestructura alrededor. Pasó en Dubai y en Brasil. YPF y Shell, tienen experiencia en esto. Equinor tiene más de 6 mil plataformas en todo el mundo y no tuvo un accidente nunca», concluyó.

Con referencia directa al sector pesquero, el gremialista dijo que «en el sector del personal embarcado ya lo estamos viendo. Es lógico que el hijo de un pescador hoy no pueda encontrar trabajo en la pesca porque está saturada de por sí la industria. Pero puede tener otro tipo de salida laboral como son los barcos supply que llevan todo tipo de instrumentos a las plataformas. Para eso hay que capacitarlos. Vamos a pedir que esa capacitación la ‘bajen’ a Mar del Plata, que no la hagan en Buenos Aires y que todo lo que tenga que ver con capacitaciones estén al alcance de la mano de cualquier ciudadano marplatense. Ojalá que el trabajo ‘rebalse’ y le toque a Balcarce y Necochea, pero hoy Mar del Plata lo necesita de verdad”.