(*) Por Juan Manuel Negri

La Legislatura se despertó de la parálisis con temas espesos en comisiones, negociaciones abiertas y con la influencia del factor Bapro. El microclima en Juntos, la denuncia por el gasoducto de la costa y ¿sesión en agenda?

La Legislatura ahora sí parece haber salido de la parálisis que se llevó puesto un tercio del trabajo parlamentario. Las comisiones tienen en estudio expedientes que les empiezan a dar volumen político, hay varias rondas de expositores en marcha y proyectos espinosos en agenda, como el de la reforma del Bapro, el Instituto Biológico, y la boleta única, que exponen internas y las pulseadas entre los bloques.

La reforma previsional del Banco Provincia en buena parte definirá la fisonomía política de la Legislatura con influencia en la relación entre los socios de Juntos y en las negociaciones opositoras con el Frente de Todos. Esa batalla podría tener un desenlace cercano, con el cuarto dictamen sobre la mesa y la intención oficialista de sesionar el jueves 30 de junio, con versiones de una jornada doble, con actividad en Diputados y en el Senado.

En la Cámara alta hay un microclima en Juntos por la vicepresidencia que dejó vacante el camaleónico Joaquín de la Torre. Hay dos nombres en danza y por ahora falta de definiciones. “Todavía no sonó el teléfono, sostienen, desde uno de los sectores.

Las declaraciones más picantes de la semana se las llevaron el diputado Rubén “Turco” Eslaiman, por el desembarco de Pichichi al Gabinete nacional y a la oferta de candidatos, y el senador marplatense Alejandro “Ruso” Rabinovich. El histórico legislador bonaerense y hombre de extrema confianza de Sergio Massa disparó a Scioli con munición gruesa, y el exfuncionario de Montenegro denunció el otro gasoducto paralizado que afecta a miles de hogares de Mar del Plata.

Legislatura bonaerense: el factor Bapro

La reforma del Bapro aparece como uno de los temas que tensiona la relación entre los socios de Juntos, moldea las negociaciones con el Frente de Todos y promete tener alcances sobre la fisonomía de una Legislatura bonaerense que convive con las secuelas de votaciones divididas,como en las reelecciones indefinidas, el Pacto Fiscal y los cargos en los organismos de control, reproches cruzados y portazos oficialistas y opositores.

Por estas horas no hay un horizonte claro de cuál será la estrategia más decorosa para que avance la reforma del Bapro. En los recintos hay un escenario de paridad y el foco se posa en las posturas del PRO, que ya anticipó un no rotundo, y del radicalismo bonaerense. Es día a día, reconoce un legislador opositor a este medio, y considera que “no hay margen” para otra votación divida. El Frente de Todos le dará el cuarto dictamen y quiere avanzar con una sesión ¿doble? el jueves 30.

Senado: microclima por la vice de Juntos

En los días que pasaron hubo un microclima en la bancada de Juntos del Senado bonaerense por la vicepresidencia que dejó vacante Joaquín de la Torre. Ni bien pegó el portazo desde el despacho de Claudia Rucci referenciada en el Peronismo Republicano de Miguel Ángel Pichetto levantaron la mano. Por decantación debería quedar para ella, confiaron a este medio fuentes cercanas a la legisladora. Sin embargo, los teléfonos todavía no sonaron y un jugador del PRO anotó a un delfín.

Claudia Rucci

El diputado del PRO que ya camina el territorio bonaerense como uno de los candidatos a la Gobernación, Cristian Ritondo, pidió por Walter Lanaro, uno de los que arma para el exministro de Seguridad. Ritondo había plantado quejas por la falta de lugares durante las negociaciones los organismos de control, lo que le valió ubicar a Luis María Ferella como adjunto de la Defensoría del Pueblo.

Walter Lanaro

No va haber conventillo con esto. No nos vamos a pelear con nadie, se va a resolver por consenso, pero son los dos nombres que están circulando, confiaron desde el entorno de Ritondo.

Eslaiman subió al ring a Pichichi y Rabinovich criticó la parálisis gasoducto de la costa

El histórico diputado del Frente Renovador y hombre de extrema cercanía a presidente de la Cámara baja nacional, Rubén Turco” Eslaiman condensó el malestar del matrimonio Massa-Galmarini por el desembarco de Daniel Scioli al Gabinete nacional y a la oferta de presidenciables del Frente de Todos. Eslaiman abrió fuego a discreción: Me avergüenza que sea nombrado ministro. Scioli fue el peor gobernador en la historia de la Provincia, solo igualado por María Eugenia Vidal. Gobernó por marketing y publicidad, tuvo cero gestión y poca trasparencia”.

Por su parte, el senador marplatense Alejandro “Ruso” Rabinovich criticó al Gobierno por la “parálisis” del “gasoducto de la costa. Esta decisión perjudica a las 84.500 familias que esperan hace años este servicio esencial. No vengo a contarles lo importantes que son estas obras, lo necesarias que son”, postuló Rabinovich y cerró: “Prometieron llegar con el gas natural a 40 ciudades de la Provincia y en 2019 paralizaron todo faltando solo el 15% para finalizarla”. 

(*) El autor es director del diario digital Diputados Bonaerenses.