Buenos Aires.- La inflación de julio fue de 7,4% y se convirtió en la más alta desde abril de 2002 cuando el país sufría el impacto de la ruptura de la convertibilidad e iniciaba un proceso vertiginoso del que casi no ha podido salir en dos décadas. Según informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la suba de precios en los primeros siete meses del año fue de 46,2% y, en los últimos doce meses, la cifra acumulada ya trepó a 71%.

Alimentos y bebidas no alcohólicas que representa el rubro de mayor consumo de los sectores de bajos ingresos, aumentó 6,0%, y a su vez representó la suba de mayor incidencia en todas las regiones del país.

Fuente: INDEC

Dentro de éste sector, se destacaron en el de Azúcar: los dulces, chocolate, golosinas, etc.; Aceites: grasas y manteca; Verduras: tubérculos y legumbres; y Leche: productos lácteos y huevos. A nivel de las categorías, el alza mensual lo lideraron las Estacionales con 11,3%, que según el informe es producto del comportamiento de las Frutas y Verduras y las de los servicios turísticos.

En relación a ésto último, las otras categorías IPC Núcleo registró un 7,3% y los regulados un 4,9%; mientrsa que los bienes sufrieron un incremento de 7,3% y los servicios de 7,5%. En relación a las regiones, la zona más afectada fue la de la Patagonia con el 8,0%, la Pampeana con 7,5%, cerca estuvieron el Noreste y GBA con 7,4% cada uno, Cuyo estuvo con 7,3% y el Noroeste con 6,7%.

La división que representó la mayor suba del mes fue Recreación y cultura con 13,2%, relacionado al turísmo, seguido estuvo el incremento en Equipamiento y mantenimiento del hogar con 10,3% y los Restaurantes y hoteles con 9,8%, relacionada principalmente con el receso invernal.

El informe detalla que durante julio también se destacaron los aumentos de los cigarrillos, en Bebidas alcohólicas y tabaco (6,4%), de los servicios de agua y electricidad en algunas regiones del país que impactaron a Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (4,6%). También la cuota de la medicina prepaga de la división Salud (6,8%); de los servicios de telefonía y conexión a internet en Comunicación (5,5%) y los servcios educativos de todos los niveles, en Educación (6,1%).

En lo que va del año, la comparación interanual se elevó desde el 50,7% hasta el 71,0% actual que reportó el Indec, en abril, los aumentos llegaron a superar el 60% con 60,7% mientras que se puede ver en el informe que durante los últimos meses del año pasado no superó el 52,5%.

Este alza de 7,4% de julio estuvo en línea con los cálculos de las consultoras privadas, que ya proyectan para 2022 un incremento de precios del orden de 90%. Incluso informes recientes ya la ubican rozando el 100%.

Esta escalada motivó al Banco Central a una nueva suba de tasas que ubicó el rendimiento de los plazos fijos en el orden de 98%. De todos modos, los indicadores de la primera semana de agosto en materia de precios permiten proyectar un cierre similar al de julio, ya que por «arrastre» de julio algunos rubros ya redondearon entre 4 y 4,5 puntos de aumento.

Inflación en el Gran Buenos Aires

El resumen ejecutivo detalla que la zona del Gran Buenos Aires sufrió el mayor aumento en Periódicos, diarios, revistas, libros y artículos de papelería con 9,5%, las bebidas alcohólicas subieron 9,3%; mientras que Electricidad, gas y otros combustibles tuvieron solo el 0,8% y el transporte público 0,3%.

El peor dato de todos a nivel provincial, es que el rubro indumentaria tuvo la primera suba anual de tres dígitos de las últimas décadas: en los 12 meses que van desde agosto 2021 a julio 2022, los precios de ropa y calzado aumentaron 103% en el territorio bonaerense.