«No voy a hablar de baloncesto hoy, ninguna pregunta de baloncesto importa» comenzó la conferencia de prensa, el entrenador de los Golden State Warriors, Steve Kerr previo a un partido que iba a jugar su equipo. El DT se hizo referencia a la masacre que sufrió la escuela de Uvalde en Texas y otros hechos en los que el uso de las armas amenazan contra la calma local.

Los demócratas y republicanos de Estados Unidos, tienen un código entre los ciudadanos y es que la señal de tener una bandera ubicada en la puerta de los domicilios es similar a un aviso de posesión de armas en el domicilio. Es que la segunda enmienda del país señala que se protege al pueblo para tener armas desde 1791.

Según los datos que trascendieron tras la masacre en la escuela, se dio a conocer que la venta de mochilas antibalas aumentaron en un 800% que se puede transformar en chalecos antibalas, y también subió la venta de armas y balas. El innovador producto, se empezó a fabricar con los asesinatos ocurridos de 2012 en la escuela Sandy Hook de Connecticud.

Según diferentes periodistas que cubren los hechos en el país norteamericano, dejan entreveer que está lejos la posibilidad de restringir el uso de las armas. El ex presidente Donald Trump propuso que se prepare a los docentes para atacar la problemática, dado que el acceso a la compra de armas es solamente con la presentación de un documento de identidad y es que, la mitad de la población estaría de acuerdo con la posesión.

En tan solo 10 días, se produjeron dos masacres, una fue el 24 de mayo en el que murieron 19 estudiantes y 2 adultos y la segunda fue en un supermercado de Búffalo y el ejecutor lo trasmitió vía Twich. En ambos casos se trató de jóvenes de 18 años, el de la escuela falleció, mientras que el segundo fue detenido.

Este tipo de tiroteos masivos rara vez ocurren en ningún otro lugar del mundo. ¿Por qué estamos dispuestos a vivir con esta carnicería? En nombre de Dios, ¿dónde está nuestra columna vertebral para tener el coraje de hacer frente al lobby de las armas? Es hora de convertir este dolor en acción.

Señala el tuit de Joe Biden

Según el Archivo de la Violencia Armada (Gun Violence Archive) y la CNN, definieron un tiroteo masivo como un tiroteo que hirió o mató a cuatro o más personas, sin incluir al atacante. De esos datos recopilados, la tabla de corte al 24 de mayo, informa que hubo 212 masivos en EEUU en 2022, la estadística está tomada desde 2014 con 272 casos, que fue subiendo con los años hasta el 2017 y 2018 que tiene unas pequeñas bajas, mientras que en 2019 repunta con 417, en 2020 hubo 611 y en 2021 se computaron 693.

Los tiroteos que se registraron en escuelas son alrededor de 13, con las mismas caracteristicas que dieron por resultado la muerte de 146 personas y 182 heridos, en su mayoría los atacantes tendrían algún tipo de relación con la institución que atacan y formaría parte del objetivo, morir luego de perpetrar los asesinatos, de todos modos se habrían detenido a siete de los 15 autores.

La política de Estados Unidos continúa manifestando su interés por mantener las reglas de tenencia de armas como hasta el momento aunque las vidas perdidas sean muchas y que la mitad de la población pareciera estar en contra del uso indiscriminado de las armas para resolver conflictos. Según la CNN EEUU tiene más armas que cualquier otro país, con alrededor de 270 y 310 millones de armas circulando, en promedio significa que cada estadounidense tiene un arma.

El entrenador de baloncesto, Kerr preguntó en su conferencia de prensa «¿cuándo vamos a hacer algo?» y manifestó su descontento contra los senadores que están en contra de un proyecto de ley que refuerce el control de antecedentes. Que si bien podría ser una medida que colabore con frenar la problemática, no está cerca de una medida real que pueda controlar la situación, dado que en las últimas masacres que se dieron a conocer los dos jóvenes tenían apenas 18 años y no contaban con antecedentes penales.

El entrenador de los Golden State Warriors, Steve Kerr en la conferencia de prensa

Algo que se podría considerar, sería el anuncio por las redes sociales, según algunos estudios que trascendieron en la mayoría de los casos se realizaron posteos anticipando los hechos y podría estar relacionado con datos psicológicos de la población, y un posible efecto «contagio» producto de hechos similares perpetrados con anterioridad. «Te pregunto a tí, Mitch McConnel (líder republicano en el Senado), y a todos ustedes, senadores que rechazan hacer algo sobre la violencia y los tiroteos en escuelas y supermercados. Les pregunto: ¿Van a poner su propio deseo de poder por delante de la vida de nuestros niños, ancianos y feligreses? Porque eso es lo que parece» centenció Steve Kerr.