Buenos Aires.- Durante el fin de semana, la consultora Zuban Córdoba realizó una encuesta principalmente sobre los hechos ocurridos en la puerta de la casa de la vicepresidente, Cristina Fernández de Kirchner el primero de septiembre a la noche. El trabajo se realizó con 1200 personas mayores de 16 años en los conglomerados urbanos entre el 5 y 7 de septiembre.

Uno de los datos que debería ser el más llamativo para los políticos, es que el 71% de los consultados deberían moderarse luego del atentado, incluso hasta firmar un acuerdo de convivencia. Lo que deja ver la muestra es el cansancio de la mayoría por las agresiones entre ambas facciones políticas, más allá de que las respuestas suelen tener un sesgo, según la cercanía partidaria que tenga el consultado.

Con referencia a ello, el 32,5% consideró que ‘ninguno’ influye positivamente para neutralizar y disminuir los discursos de odio; aunque cabe señalar que según el interés de electoral es cómo cada consultante se refirió al tema, es decir que quienes votaron por el Frente de Todos identificaron que el oficialismo tuvo mayor madurez para referirse al tema y los que optan por Juntos por el Cambio hacen lo propio con la oposición. «La sociedad mira el atentado a traés de sus sesgos ideológico, pero eso no evita que que también demanden pacificación y acuerdos democráticos» señala el informe.

En este punto, el 24% sostuvo que Juntos por el Cambio fue considerado como uno de los que influye positivamente y por detrás 20,1% hizo lo mismo con el Frente de Todos; mientras que 10,1% dicen que son los liberales/libertarios, 4,9% otro y 8,4% no sabe. Aunque, 24% indicó que el Frente de Todos lo tomó con más madurez, 23,4% Juntos por el Cambio, 20,5% ninguno, Liberales/libertarios 12,4%, 8,6% otros y 11,1% no sabe.

Entre las consultas realizadas, otra parte indica que el Poder Judicial sufre complicaciones en la confianza que genera en la población, dado que 71% no tiene confianza en que la justicia vaya a esclarecer lo ocurrido. Al parecer estos dos puntos, son los que más unen a la sociedad, en ambos casos solicitándole a los representantes que resuelvan positivamente las situaciones críticas.

La certeza más destacable de toda la encuesta es que 93% estaba informado sobre lo que ocurrió el 1ero de septiembre «pocos eventos en nuestra historia reciente logran ese nivel de conocimiento público» sostuvieron desde la consultora. En relación a la posibilidad de que se haya tratado de un ‘atentado contra la democracia’ el 51,5% se mostró en desacuerdo con que sea así, mientras que un 44,8% sostuvo que sí se trató de un ataque contra la democracia.

Con relación a la tan discutida responsabilidad ‘en sembrar y difundir discursos de odio en Argentina’ 36,6% consideró que es el gobierno nacional, 24,2% sostuvo que son los medios de comunicación y periodistas, mientras que 12,5% indicó que es la oposición de Juntos por el Cambio, 11,1% las redes sociales, 13,9% otro y solo 1,7% no supo responsabilizar. Dadas las respuestas obtenidas en el cuestionario digital, se observa que la imagen de gobierno es cada día más negativa y eso queda reflejado también en el mismo cuestionario que se refirió a las posibles candidaturas.

Encuesta electoral pos ataque a Cristina Fernández

De los consultados, el partido más seleccionado es Juntos por el Cambio con 33,5%, aunque el bloque tiene como desafío elegir una figura representativa, dado que la imagen negativa es mayoritaria a la positiva dentro de las posibilidades. Seguido de ello se encuentra el Frente de todos con 25,9%, que tiene como dato resaltante la disminución de la imagen positiva de uno de los preferidos del partido, el gobernador de la provincia, Axel Kicillof.

En ese marco, en el que la grieta muestra una profundidad más marcada y que los hechos políticos generan mayores discursos enfrentativos, los partidos liberales/libertarios aumenta su porcentaje de posibles votantes, alcanzando 24,6%. Los partidos de izquierda se encuentran por detrás con 2,5% y 13,5% no sabría a quién votar en caso de que las elecciones se realizaran ahora.

Imagen de los candidatos

En este punto, la consultora decidió dividir en bloques a los referentes, en ellos se divísa que Juntos por el Cambio contaría con una sola persona que tiene en los porcentajes mayor positividad que negatividad, aunque el nivel de desconocimiento también es el más alto, y es Facundo Manes. El dirigente, tiene 42,8% de imagen positiva, 35,1% negativa y 22,1% no sabe/no conoce.

Otro de los candidatos con porcentajes parcialmente mejores al resto, fue Horacio Rodriguez Larreta, a quién 45,6% lo consideró positivamente pero 48,5% lo hizo negativamente y 6% no sabe/no conoce. El principal referente a nivel nacional del partido, Mauricio Macri, acumuló un 61,4% de negatividad, sólo 0,9% indicó que no sabe y 37,7% dijo que era positiva.

Otro dato, no mejor es que Patricia Bullrich obtuvo un 46,4% de imagen positiva, 50,2% de negativa y 3,4% no sabe/no conoce. A pesar de los resultados que obtuvieron los candidatos de Juntos por el cambio, están mejor vistos que los del Frente de Todos, que sus porcentajes de positivdad no superan el 35% y la negatividad es mayor en todos los casos con relación a los que obtuvo el bloque opositor.

Cristina Fernández tuvo 36,3% de imagen positiva, contra 63,4% negativa; Axel Kicillof 33,0% positiva contra 64,3% de negativa; Alberto Fernández 27,8% positiva y 71,6% negativa; el polémico Sergio Massa al que tanto apuesta el oficialismo sólo el 29,9% en positividad y 66,4% negativo.