Buenos Aires.- Hace algunas semanas la caída del bitcoin trajo la atención de todos, sin haber invertido incluso, la baja de la moneda digital está generando incertidumbre en el mercado económico a nivel internacional. Tal es el movimiento que está generando que L-gante se unió a Decrypto para anunciar el sorteo de un millón de pesos en Argentina.

Los registros más bajos en el precio de la moneda se dieron en 2017 y 2020

La situación turbulenta que vive el precio del bitcoin confunde a los inversores que arriesgan su capital en dicha moneda. El pasado 18 de junio llegó a valores similares a los que se alcanzaron en noviembre 2020, cuando cayó por debajo de los 19.000 dólares. La preocupación llegó a lideres mundiales como Elon Musk que, envuelto en su conflicto por la compra de Twitter, insiste con que es parte del juego del mercado y es momento de adquirir las divisas.

Algunos de los más tenedores de bitcoin solicitaron a los gobiernos tomar medidas para regular las prácticas «arriesgadas e inmaduras» de la criptoindustria. En paralelo, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, le solicitó a las personas «preocupadas o ansiosas» que mantengan la calma, indicó que «dejen de ver la gráfica y disfruten de la vida» y sostuvo que «si invirtieron en bitcoin su inversión está segura y su valor crecerá muchísimo después del ‘bear market’ (mercado bajista)».

Lo que pareciera ser un intento de llamamiento a la calma, le da fuerza a la idea de que el mercado es demasiado inestable y que cualquier jugada económica que se haga en relación a la moneda puede generar inestabilidad masiva. De todos modos, arrancando la semana, el precio de la moneda volvió a superar los 20.000 dólares, con US$21,382 por bitcoin.

Difícil es entender la situación que atraviesa el mercado, cuando en realidad poco se sabe en profundidad, pero el empresario canadiense, Kevin O´Leary, sostuvo que en realidad aún no se llego al peor estado del mercado. Según detalló en declaraciones públicas, considera que falta un «evento» para que termine de tocar fondo el precio de la moneda y aclaró que no cree que esté relacionado con las monedas estatales.

Lo cierto es que aún no termina de implosionar cómo varios analistas señalaron, pero el mercado digital sigue siendo atractivo para muchos inversores que creen que es parte del movimiento evolutivo de cualquier moneda. Incluso tomando éstas estadísticas se puede considerar que si siguen ocurriendo eventos que pongan en jaque al precio de la moneda puede alcanzar el piso más bajo, llevando el valor a 0.