El final era previsible. El secretario de Comercio Interior Roberto Feletti presentó la renuncia al cargo no más salir de la primera reunión, a solas, con su nuevo jefe el ministro de Economía Martín Guzmán. Va de suyo que la renuncia se produjo por el desacuerdo público sobre cuál debe ser la política de control de precios del Gobierno para bajar la inflación, tarea que desde el viernes pasó a ser de responsabilidad directa del ministerio que conduce Guzmán.

También era previsible que Guzmán no pusiera ningún reparo a la salida de Feletti, puesto que le aceptó de inmediato la dimisión y enseguida anunció al reemplazante, que será Guillermo Hang, un hombre de su confianza y hasta ahora director del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

El propio Feletti se apresuró a confirmar su salida del Gobierno a través de su cuenta personal de Twitter. “He presentado mi renuncia al cargo de Secretario de Comercio Interior. Agradezco al Presidente @alferdez por la confianza, y a los ministros Matías Kulfas y Martín Guzmán por su trato siempre profesional y respetuoso”, señaló Feletti en la red social.

En su mensaje, el cristinista Feletti publicó su carta de renuncia, que sin embargo fue dirigida al presidente de la Nación, Alberto Fernández, no a al ministro de Economía.

La semana pasada, el gobierno había anunciado una modificación en el organigrama del gabinete, a partir de la cual la Secretaría de Comercio Interior pasó a depender del ministerio de Economía y dejó de estar bajo la competencia del ministerio de Desarrollo Productivo. Esa decisión fue expresamente mencionada por Feletti en la renuncia.

“El traspaso de la Secretaría de Comercio desde el Ministerio de Desarrollo Productivo hacia el Ministerio de Economía de la Nación abre una nueva etapa, en la que este último se hará cargo de la política económica de manera integral, incorporando a su órbita la política de precios y demás misiones y funciones atinentes a la Secretaría que encabecé hasta aquí. En ese sentido, considero que la actitud más razonable y profesional de mi parte es facilitar que el Ministerio de Martín Guzmán tenga libertad para seleccionar funcionarios y funcionarias que compartan el rumbo definido y el programa fijado”, expresó Feletti.

“Como balance de estos más de siete meses de gestión, destaco la consolidación del programa + Precios Cuidados, que actualmente cuenta con el doble de productos que tenía cuando asumí; el afianzamiento del programa Cortes Cuidados en todo el país; la incorporación de una oferta de frutas y verduras a las canastas vigentes; la renovación de Ahora 12; la puesta en funcionamiento del Fondo Estabilizador del Trigo Argentino, del Fideicomiso privado para la harina, y los fideos secos en góndola, y la actualización del fideicomiso privado para el aceite de girasol y el aceite de mezcla entre otras medidas”, agregó el funcionario saliente.

Feletti había asumido el cargo en octubre del año pasado, en el marco de los cambios realizados en el gobierno tras la derrota electoral. Aunque desde entonces la inflación no ha parado de crecer, particularmente en los últimos meses, con elevadas marcas del 6,7% para marzo y 6% para abril.

Guzmán y Feletti: apenas una primera «reunión de trabajo» y el secretario presentó la renuncia.

Pasado el mediodía de este lunes Guzmán y Feletti se encontraron cara a cara en el despacho del ministro para hablar de la estrategia de control de los precios que hasta ahora ha fracasado. El pasado viernes, al anunciar el traspaso del área de Comercio Interior, InforMar consignaba, premonitoriamente: «El parte de prensa ratifica que Feletti permanecerá en su cargo, aunque dadas las diferentes visiones de política económica que tiene con Guzmán, no hay garantías sobre cuánto tiempo -y para hacer qué- se quedará. Este funcionario también tuvo roces públicos -y muchos más todavía en privado- con Matías Kulfas, el ministro al que formalmente debía reportarse hasta ahora.»

Una de las críticas que más molestaron a Guzmán fue hace poco, cuando Feletti intentó justificarse por la disparada de los precios: “Bajar la inflación implica macroeconomía y política económica. Pensar que la Secretaría con cuatro canastas y los fideicomisos del trigo y el aceite puede frenar un contexto de impacto internacional con los insumos y los productos exportables sobre los precios es, efectivamente, pedir un milagro”, había dicho el renunciante Feletti. “Controlar la inflación es tarea de la macroeconomía, del diseño del Ministerio de Economía”insistió apuntando hacia quien ahora iba a ser su jefe directo.

Guillermo Hang, nuevo secretario de Comercio Interior, con el ministro Martín Guzmán.

El nuevo funcionario

Guillermo Hang, el elegido para llevar adelante las ideas de Guzmán sobre la política antiinflacionaria, es licenciado en Economía recibido en la Universidad Nacional de La Plata y tiene larga trayectoria en la función pública y es pariente lejano de su tocayo Guillermo Hang, ex director de Techint.

Se desempeñó en diferentes áreas del Ministerio de Economía desde 2008 a 2015, durante los gobiernos presididos por Cristina Kirchner. Desde el inicio de la gestión de Alberto Fernández, ocupó un puesto en el Directorio del BCRA.

En los próximos días, Guzmán y Hang tendrán su primer test frente a los empresarios ya que deberán comenzar a diseñar la renovación del programa «Precios Cuidados» que vence el 7 de junio. Es intención del ministro lograr un acuerdo amplio con el objetivo de anclar las expectativas de inflación para los próximos meses.

El titular del Palacio de Hacienda mantiene la idea de lograr un consenso que incluya también a los sectores representantes del trabajo para acordar una suba de salarios compatibles con un programa de estabilización general.

Las primeras estimaciones dan cuenta de que la inflación de mayo podría ubicarse en torno al 5%, con lo cual la interanual llegaría a 60% y la proyección para 2022 se elevaría a 65%.