La cantante y compositora murió a sus 68 años debido a un problema de salud que estaba atravesando. Así lo confirmó su hija Aimé Cantilo a través de Instagram.

La autora de «Flor Celeste (bajo de la almohada)» y hermana de Miguel Cantilo, nació en 1953 y comenzó a tocar la guitarra a los 7 años, llegando a componer su primer single a los 17. Siempre fiel a su estilo folk-acústico, se presentó en pubs y festivales de Buenos Aires hasta que decidió mudarse a El Bolsón, provincia de Río Negro, en la década de los 70.

Cantilo era una mujer que militaba por el movimiento hippie, la vida en comunidad, el contacto con la naturaleza y la búsqueda de la espiritualidad, por eso la decisión de mudarse al sur. Con el correr de los años, comenzó a plantearse ese estilo de vida y se inclinó por la religión hindú, el yoga e Indra Devi. 

En 1982, su hermano le insistió tanto que terminó volviendo a Buenos Aires, donde fue parte de los festivales La Falda y B.A Rock en el estadio Obras. En 1984, grabó su álbum debut llamado «María José Cantilo», del cual participaron David Lebón, León Gieco, Miguel Cantilo, entre otros. En 1989, lanzó su segundo disco, «En banda», en el que estuvieron Oscar Moro y Claudio “Pato” Loza, entre otros, pero no tuvo tanta repercusión como el primero.

En 1992, fue tapa de la revista Playboy en una nota titulada «Desnudamos a una star del rock», luego estuvo detenida por narcotráfico en la cárcel de Ezeiza durante dos años y ocho meses. Sin embargo, esto le dejó un aprendizaje y en 1994 plasmó toda su experiencia en un libro que llamó «Desde la cárcel».

A partir de ese momento, fue retornando lentamente a la música. Fue invitada al Festival Rosa Rosa, organizado por Erica García, en Cemento, en donde se reunieron varias mujeres del rock local, entre ellas Rosario Bléfari, Celeste Carballo y Claudia Puyó.

En 2004, participó de una nueva versión de «La marcha de la bronca» junto a su hermano y en 2011 editó el disco «Esencia», producido por su propio hijo Gaspar Benegas. En 2021, Miguel Cantilo publicó el disco «Corazón acústico» en homenaje a sus padres, del que también participó su hermana.