Buenos Aires.- El Gobierno acordó con UPCN y ATE, los sindicatos de la administración pública nacional, el cierre de un nuevo tramo de la paritaria del sector, que estableció un adelanto de cuotas ya pactadas, un bono de 30 mil pesos por única vez y una revisión en enero próximo. En concreto, lo firmado durante este viernes consistió en una suba salarial del 10% en noviembre, una bonificación de $30.000 para diciembre y revisión en enero, más otro 10% de aumento.

Pero el dato quizás más significativo del acuerdo no tiene que ver con los salarios: los gremios consiguieron el pase a planta permanente de más de 11.000 empleados que revistaban en forma provisoria, con lo que el Estado sumará más gasto y más burocracia a pesar de las declamaciones del nuevo ministro de Economía sobre un supuesto «congelamiento de vacantes». El reclamo sindical -sobre todo de ATE- era por unos 30.000 pases a planta, pero terminaron «conformándose» con 11.172.

El acuerdo fue firmado por autoridades del Ministerio de Trabajo y dirigentes de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), que agrupa a la mayoría de los empleados de ministerios nacionales, y la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), que es más fuerte entre los empleados de organismos descentralizados con sedes en el interior.

Los gremios de empleados del Estado nacional acordaron adelantar cuotas pendientes del aumento salarial de 2022 y agregaron un bono de $30.000 a fin de año. Y consiguieron 11.172 pases a planta permanente.

El entendimiento prevé además «adecuar todos los ítems de viáticos y movilidad a la nueva situación» y «modificar las escalas de premio al presentismo en función del nuevo acuerdo».

Durante este año UPCN y ATE sumaron los siguientes aumentos: 5% en enero, 7% en febrero, otro 7% en abril, 10% en mayo, 16% en junio, y 12% en agosto. Ahora tendrán el 12% en octubre, 10% en noviembre (cuota adelantada, ya que en principio iba a ser en diciembre), y 10% más en enero, además del bono de suma fija para fin de año y un compromiso de nueva revisión paritaria en el primer mes del año próximo.

ATE terminó aceptando el acuerdo pero manifestó disconformidad, al considerar la negociación debe «continuar abierta de manera que el aumento salarial de este año permita ganarle a la inflación». La coducción de este gremio se referencia en la CTA más cercana al kirchnerismo, con el liderazgo del bonaerense Héctor «Cachorro» Godoy, en tanto que UPCN es uno de los pilares históricos de la CGT, y desde hace décadas lo conduce Andrés Rodríguez, un peronista ortodoxo.

Difunden datos sobre el empleo público

El Indec comienza a publicar información estadística sobre el empleo público en la administración nacional y en las empresas descentralizadas, anticipó el ministro de Economía, Sergio Massa. Los datos se actualizarán mensualmente y estarán disponibles en la página web del organismo.

Según tuiteó Massa en su cuenta oficial, ese informe de acceso público «permitirá controlar que nadie viole el compromiso de no aumentar el personal de la administración pública nacional y sus empresas, salvo cuestiones operativas explicadas». De hecho, el primero en violar ese compromiso ha sido el propio ministro, ya que en la paritaria con UPCN y ATE acordaron sumar más de 11 empleados a la planta permanante nacional.

En agosto, incluso antes que él asumiera en el Ministerio, ya se había dispuesto que las empresas y sociedades del Estado Nacional, así como las privadas con participación estatal, deberán informar mensualmente al Indec sobre la variación de su dotación de personal, en el marco de la prohibición de realizar nuevas designaciones y contrataciones.

Como excepción, «no estarán alcanzadas por dicha prohibición las contrataciones de personal por circunstancias de estacionalidad o requerimiento de producción debidamente acreditado, de acuerdo a las particularidades de cada empresa o sociedad”, según el decreto que originalmente dictó Silvona Batakis y que Massa ratificó al hacerse cargo.