Villa Primera, Estación Norte, Primera Junta, San José, El Progreso, General Roca, Los Andes y Coronel Dorrego fueron algunos de los barrios en donde se dispusieron los controles. De estos casos, 39 fueron por alcoholemia positiva y los restantes por cometer distintas infracciones como no utilizar el casco o cruzar un semáforo en rojo.

De los conductores interceptados, 65 fueron inhabilitados para conducir, mientras que 12 de ellos fueron notificados para realizar cursos de concientización vial.

Además de las licencias de conducir, se secuestraron 239 vehículos, de los cuales 117 corresponden a motos y 122 a autos, pick up y camiones, y se labraron 3390 actas de constatación, entre el área de Tránsito y la Patrulla Municipal.

En lo que va del mes, el Municipio colaboró en 48 causas judiciales aportando informes de antecedentes de tránsito, de las cuales dos se encontraban inhabilitados para conducir por haber sido interceptados anteriormente bajo los efectos del alcohol.

Durante las últimas semanas, los equipos de la Dirección de Tránsito continuaron con los operativos de interceptación vehicular. En el que se llevó a cabo en la intersección de av Libertad y Misiones estuvo presente el intendente Guillermo Montenegro.

Más allá de detectar y retener las licencias de conducir presuntamente apócrifas, en lo que va del mes la Municipalidad denunció penalmente a quienes las exhibieron.