A través del decreto 298/2022 publicado en el Boletín Oficial, el Ejecutivo hizo oficial el nuevo piso del Impuesto a las Ganancias. Desde junio, éste será de $280.792 brutos por mes y lleva la firma del presidente Alberto Fernández, del jefe de gabinete Juan Manzur y del titular del Palacio de Hacienda, Martín Guzmán.

A su vez, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) actualizó el monto a partir del cual los trabajadores en relación de dependencia, jubilados y pensionados deberán presentar declaraciones juradas informativas del impuesto a las Ganancias y sobre los Bienes Personales.

En este sentido, el nuevo umbral de ingresos y rentas asciende de $2.500.000 millones a $3.700.000 millones, de acuerdo a la Resolución General 5204/2022 publicada en el Boletín Oficial. Según la entidad, esto «redundará en una mejora de la información disponible para llevar adelante las tareas de fiscalización y control. También facilita las tareas de cumplimiento de los contribuyentes».

¿A quienes afecta el pago del impuesto en el medio aguinaldo?

Para aquellos trabajadores en cuyos casos la remuneración y/o haber bruto mensual supera los $280.792, pero es menor a $324.182, el empleado podrá computar un monto en concepto de deducción especial incrementada, mientras que si supera o es igual al último monto mencionado, no hay ningún cambio.

Por otro lado, el tributarista Sebastián Domínguez, de SDC Asesores Tributarios, aseguró que no se actualizan los montos de las deducciones ni las escaladas del impuesto a las ganancias ya que esos cambios se deben realizar a través de la Ley. A su vez, agregó que estas modificaciones no son retroactivas al 1 de enero de 2022, sino que son de aplicación para las remuneraciones y/o haberes brutos mensuales devengados a partir del 1 de junio de 2022.

En otro orden de cosas, Domínguez señaló que los empleadores todavía no pueden aplicar estos cambios porque todavía resta que la AFIP reglamente las modificaciones para que los empleadores los puedan aplicar.

En última instancia, resaltó que, de acuerdo al decreto reglamentario de la ley del Impuesto a las Ganancias, se debe considerar el importe menor entre la comparación de la remuneración y/o haber bruto mensual y del promedio mensual. Este último se debería calcular sobre las liquidaciones mensuales correspondientes a las rentas devengadas a partir de junio de 2022 en adelante.

Como consecuencia, si en un futuro la remuneración y/o haber bruto mensual supera los $280.792, pero el promedio mensual no, el contribuyente no deberá tributar el Impuesto.