Buenos Aires.- El cambio climático está haciendo estragos en el país. Mientras que los incendios ponen en alerta a varias provincias, en Comodoro Rivadavia, Chubut, sufren inundaciones que generaron que varias familias debieran ser evacuadas. Toda la costa atlántica de esa ciudad chubutense registró el 20 de septiembre un frente de tormenta con una intensa lluvia y nieve, que complicó el panorama.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) había emitido un ‘alerta rojo’ para esa zona, con un promedio de 80 milímetros, pero esa marca fue superada alcanzando los 85,8 mm. Según informaron es el temporal más imporante que se registró en la ciudad más populosa de la Patagonia, que en 2017 había sufrido un alud que causó cuantiosos daños en gran parte del casco urbano.

Ayer por la noche, el coordinador de Defensa Civil de la municipalidad de Comodoro Rivadavia, Miguel Vargas informó que «hasta el momento llovió por encima de lo previsto y estimamos que la situación se mantendrá así hasta la madrugada del miércoles». Debido al fuerte temporal, varias fueron las cancelaciones de servicios y actividades habituales, como el transporte urbano de pasajeros en algunos ramales.

Cabe mencionar que también que la provincia también sufrió incendios a comienzos de año y que además atraviesa una lucha contra la explotación minera en la que los pobladores, insisten en que será desvastador para el clima en la región. Hace tan sólo algunos días también se derogó el canon que aplicaban puertos de esa provincia a la descarga de productos de la pesca, denominado Fondo Ambiental Pesquero (FAP), y paralelamente incluyó la condonación de una importante parte de la deuda contraída por las empresas desde la vigencia de esa Ley, en 2018.

Al parecer el pueblo chubutense se encuentra entre la falta de inversión, una mala gestión del gobernador Mariano Arcioni y la lucha por resistir ante tantos azotes. De hecho el propio funcionario de Defensa Civil declaró que «son más de 20 personas las asistidas pero estimamos que el número es mayor teniendo en cuenta los autoevacuados o quienes se retiraron de sus viviendas buscando refugio en casa de familiares»; lo que deja entrever que no tienen recursos para gestionar la crisis de una manera más eficiente y eficaz.

Otra de las asistencias que se difundió desde el Gobierno, tras reconocer el anegamiento de las calles y la saturación de los canales, informaron que enviaron partidas de nylon para recubrir los techos de las viviendas y leña para los sectores más vulnerables. Cabe mencionar que también se vieron afectadas regiones aledañas de Comodoro Rivadavia.