Lleva 25 años en la administración pública de la municipalidad de General Pueyrredon, de los cuales nueve fueron en áreas distintas, pero hoy es reconocido como el titular de Defensa Civil de la ciudad. Así es, estamos hablando de Rodrigo Gonçalves.

En sus inicios, entró en el Ente Municipal de Servicios Urbanos (EMSUR) como Obrero 1, que sería el cargo más bajo, pero después ascendió al área de «Contrataciones» y, finalmente, en 2005, por conveniencia de horario aceptó el cargo en Defensa Civil. «A partir de ahí encontré mi lugar en el mundo, el contacto con la gente, y los proyectos que se podían hacer», declaró Rodrigo. De hecho, en aquel momento, la modalidad de trabajo era de 24×72, es decir, 24 hs de trabajo por 72 de descanso.

Tras un año y medio de haber asumido el cargo, empezó a tener un rol más administrativo y ahí empezó a pensar en la Guardia Operativa, dado que en ese momento no existía. Además, gestionó la relación con otras áreas como las Fuerzas de Seguridad, las Fuerzas Armadas y otras áreas nacionales y provinciales en pos de mejorar la emergencia y la planificación.

En este sentido, declaró: «Cuando hablamos de emergencia, hay que tener en cuenta que tiene cuatro etapas: prevención, preparación, mitigación y reconstrucción. Antes se hacía muy poco, solo se atendía el teléfono y se derivaba, y nunca sabíamos si eso se había efectivizado o no». Asimismo, aclaró que esto era una necesidad teniendo en cuenta que, por mes, hay alrededor de 4.500 reclamos, de los cuales entre el 28% y el 31% tienen que ver con un evento meteorológico.

¿En Defensa Civil asisten sólo los reclamos que hace la gente o tienen un equipo capacitado que se encarga de monitorear diferentes zonas de la ciudad?

Nosotros tenemos una guardia telefónica, el 103, y muchas eventualidades relacionadas con la ciudad. Somos la única línea atendida por empleados del estado que atiende las 24 hs, los 365 días del año. Así, los vecinos encuentran en nosotros una persona y eso es fundamental en un estado tan demonizado y en el que se critica mucho al empleado municipal. La mayoría de las veces no les solucionamos el problema, pero igual agradecen porque necesitan que alguien los oriente.

Rodrigo Gonçalves en el incendio de la distribuidora Torres y Liva de Mar del Plata.

«En muchos casos somos la cara visible de muchas soluciones que quizá no damos al 100%, sino que es en conjunto con otros organismos. Entonces, el deber que tenemos en Defensa Civil es ser los primeros en escena cuando hay un evento de riesgo que ponga en peligro la integridad de las personas. Ahí, por lo general, el telefonista hace una vinculación de llamados o muchas veces entran por organismos paralelos», aclaró y agregó «Controlamos y mitigamos el riesgo, evaluamos la situación y convocamos a todas las áreas que puedan tener responsabilidad o injerencia en un evento «x» que tiene un riesgo».

¿Consideras que el contacto con la gente te hizo permanecer en el cargo o hay otros factores que influyeron?

Creo que es un estilo de vida, es lo que le falta a los argentinos. Permanecer y ser consecuente con los actos, eso es lo que hace a las personas. Yo intento ser consecuente con lo que digo, por eso siempre trato de llevar adelante un plan de trabajo que se cumpla. La relación con el vecino no siempre es la mejor, muchas veces tenemos la culpa sin tenerla, pero si no estoy preparado para esto, me dedico a otra cosa. Creo que muchas veces la política le hace mejor a la gente, pero también puede ser dañino, por eso yo siempre apunto a la neutralidad (…) Siempre intento acompañar al Ejecutivo, yo tengo vocación y ganas por lo que hago.

¿Tienen equipo suficiente para asistir en simultáneo a los ciudadanos que viven en el centro y en las zonas más alejadas o ponen en la balanza algún factor en particular?

Nosotros hoy tenemos guardias de 4 personas todos los días con 4 móviles, tenemos un Centro de Operaciones de Emergencia (COE) (…) Tener a Guillermo Montenegro como intendente y a Horacio García como Secretario de Seguridad fue lo que nos traccionó para lograr lo que tenemos hoy, sin acompañamiento político no podríamos desarrollarnos como queremos. Cuando la situación está complicada y tenemos varios eventos en simultáneo, se convoca automáticamente y el resto del equipo sabe que tiene la responsabilidad de bajar.

Siguiendo esta misma línea, Rodrigo indicó que hace dos meses y medio, el intendente firmó la Comisión de Gestión Integral de Riesgo que le otorga a Gonçalves la responsabilidad para trabajar sobre un protocolo de emergencias normado. Hoy, en Mar del Plata hay uno, pero no está aprobado por el Consejo ni por decreto.

Finalmente, señaló que Mar del Plata está dividida jurisdiccionalmente: son 8 cuarteles de bomberos de la Provincia y uno de bomberos voluntarios. Este último tiene prácticamente la mitad de la ciudad como territorio y se ocupa mayormente de los incendios rurales, y lo que queda son estos 8 cuarteles. En caso de que haya una situación extraordinaria, se solicita ayuda al cuartel de la jurisdicción vecina o al cuartel central de bomberos.

En relación a esto último, destacó que Mar del Plata recibe gran ayuda de las empresas privadas. Así, y sumado a los recursos con los que ya cuenta la ciudad, afirmó que no hay muchas ciudades que cuenten con el mismo equipamiento municipal como el de acá. Cabe tener en cuenta que hay 9 cuarteles de bomberos, más de 200 bomberos, las 3 Fuerzas Armadas, Prefectura, Gendarmería y la Policía Federal.