«Llegó tu hora, Daniel», le dijo el Presidente de la Nación a Daniel Scioli al tomarle juramento como nuevo ministro de Desarrollo Productivo, en reemplazo del despedido Matías Kulfas. La frase sonó premonitoria de algo más que la bienvenida clásica de una toma de juramento ministerial y la escucharon atentamente los funcionarios y allegados presentes en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada, este miércoles por la tarde.

Daniel Scioli volvió a la Casa Rosada como una apuesta fuerte del Gobierno kirchnerista.

Antes de dar paso a la ceremonia formal de jura y firma, el mandatario nacional volvió sobre algunas de sus preocupaciones de estas horas, que exceden el marco de la cartera que ahora conducirá Scioli: «Necesitamos el máximo esfuerzo y necesitamos no perder todo lo bueno que hemos hecho. Les pido a todos que entiendan que tenemos que recuperar el salario y mejorar la redistribución del ingreso», reflexionó Fernández. 

También despidió con elogios al antecesor de Scioli. «Crecimos un 10,3% en el 2021 y en muchos de estos resultados tiene que ver Matías Kulfas y yo quiero agradecerle todo el empeño, todo el esfuerzo y todo lo que hizo», fue el guiño que le regaló a su amigo y ex funcionario, tras su áspera salida en medio de una polémica con la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Y aprovechando que en el escenario también estaba el nuevo jefe de los espías Agustín Rossi, el otro flamante integrante del gabinete, Fernández destacó el trabajo de la ex titular de la AFI, Cristina Camaño.

Pero la expectativa del acto estaba puesta en el arribo a la gestión del hasta ahora embajador en Brasil, quien «vuelve por el compromiso que tiene con Alberto (Fernández), no podía decir que no», según resumieron fuentes cercanas al exgobernador bonaerense. Las mismas fuentes se encargaron de destacar que Scioli «cuenta con «el visto bueno» de la vicepresidente Cristina Kirchner.

Al hablar después de jurar el cargo, dio un par de pistas sobre el perfil alto que le piensa imprimir a su tarea ministerial. “Voy a buscar, como me instruyó el Presidente, en cada rincón del país, potenciar todas las posibilidades que hay, trabajando con todos los sectores empresarios y convencido de que la Argentina se sigue poniendo de pie. También con las pymes y las entidades financieras”, adelantó.

Y más todavía: “Mañana, mi primera actividad va a ser en el INTI. Voy a ver toda esa pasión que hay por la innovación y por la necesidad que tenemos, más que nunca, de fortalecer nuestra industria”, agregó Scioli.

En la Casa Rosada apuestan a que la llegada de Scioli le otorgue mayor visibilidad a la gestión diaria de la cartera productiva, al recordar que se trata de «un dirigente con mucha experiencia» que se desempeñará en un territorio conocido, dado que durante su paso en Brasil se encargó de articular la inserción de la industria argentina en ese país.

El presidente Alberto Fernández da la bienvenida a Scioli y el flamante titular de la AFI, Agustín Rossi.

Desde su retorno al país en la madrugada del pasado lunes, Scioli comenzó a dialogar con varios de los ministros del Gabinete nacional por temas para articular entre los distintos ministerios, tal es el caso del titular de Economía, Martín Guzmán, con quien afirman que ya mantenía una comunicación fluida.

De hecho, la última reunión -pública- la mantuvo hace pocas horas con el titular del Banco Central, Miguel Pesce, para «coordinar políticas macroeconómicas y productivas» con el objetivo de darle «una continuidad del crecimiento económico con generación de empleo y a fortalecer la estabilidad macro», informaron desde el Palacio de Hacienda. 

Pero más allá de estos adelantos, la apuesta en el gobierno kirchnerista es que Scioli asuma la difícil tarea de influir lo más posible sobre el rumbo económico -«junto a Guzmán», se apresuran a aclarar las fuentes- de manera de mejorar el escenario para el 2023.

«Gracias, Daniel. Con Daniel también tenemos una amistad de muchos años, a veces juntos y a veces no, pero gracias por hacerte cargo», había insistido un rato ante el presidente Fernández en sus palabras de bienvenida.