Buenos Aires.- La Justicia federal de Comodoro Py parece haber despertado del letargo respecto de las causas de corrupción. Este lunes hubo novedades -y habrá otras en próximos días- en la denominada causa de Vialidad, iniciada en 2016 para investigar presuntos actos de corrupción en obras y licitaciones de las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner a favor del contratista Lázaro Báez.

Trascendió que los jueces del Tribunal Oral Federal 2 a cargo de esta etapa del proceso están decididos a apurar la toma de declaraciones de los testigos y demás trámites procesales pendientes, para terminar con los pasos del juicio oral y dictar sentencia este mismo año.

Un ex asesor de Vialidad Nacional que se desempeñó bajo el gobierno de Mauricio Macri, el ingeniero Alejandro Mon, declaró este lunes como testigo en el marco de la causa y sostuvo que hubo «favoritismo explícito» con la constructora de Báez y ratificó las irregularidades que plasmó en un informe en marzo de 2016. Dijo que de 1300 pagos que se hicieron en los años que gobernaron los Kirchner «el 88% fue para las empresas de Báez, el 11% fueron para empresas del Grupo Austral para Chubut, Formosa y otra provincia, y solamente doce pagos fueron para otros contratistas«.

Lázaro Báez, Julio De Vido y la ex presidente Cristina Kirchner, son los principales procesados en la causa de Vialidad, que investiga la concentración de obras viales en favor del empresario.

Mon, como funcionario del entonces titular de Vialidad Javier Iguacel, fue el autor del informe de marzo de 2016 que la compañía estatal presentó en la justicia y que dio lugar a la causa en la que hoy están siendo juzgados Cristina Kirchner, Báez, el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y el ex secretario de Obras Públicas José López, entre otros.

Los acusados en total son 13 y se juzgan las presuntas irregularidades en las 51 obras públicas por alrededor de 46 mil millones de pesos que las empresas de Báez recibieron para Santa Cruz, entre 2003 y 2015, durante los tres gobiernos de los Kirchner.

El proceso está en la etapa final de testigos, ya que este martes 8 declarará Martín Cergneux, también ex funcionario de Vialidad Nacional, la semana próxima concurrirá Iguacel y luego será el turno de los ocho peritos de parte y oficiales que participaron de un peritaje ordenado por el tribunal, integrado por los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso.

Entre otros puntos salientes de su testimonio, según distintas fuentes que siguen el caso, Mon habló de «irregularidades de las empresas de Báez» que ya había detallado en el informe de 2016: obras sin terminar y que fueron cobradas en su totalidad, compra de pliegos de licitaciones viales antes del plazo de su publicación, falta de capacidad de contratación de las obras. Además, se le abonaron «adelantos financieros cuando no correspondía».

La imputación de la causa sostiene que desde el kirchnerismo se «montó una estructura funcional orientada a la sustracción de fondos públicos por medio de la asignación discrecional (casi el 80%) de las obras viales adjudicadas en Santa Cruz».