Se abrieron nuevamente las inscripciones del programa Codo a Codo que brinda la Ciudad de Buenos Aires, es completamente virtual y se gratuito, por lo cual se puede hacer desde cualquier parte del país. Son capacitaciones de programación que tienen por objetivo facilitar la inserción laboral en el sector de la informática (IT), además tiene por objetivo fomentar la participación de mujeres y para ello establecen el 50% de cupos.

Las capacitaciones exigen cómo requisito tener un conocimiento inicial en programación, nivel básido de inglés, título secundario y ser mayor de 18 años. Con una duración de 20 semanas se dictan 2 clases por semana con un docente en línea de una duración de 90 minutos cada una, las opciones que ofrece el programa son:

  • Full Stack – Java
  • Full Stack – PHP
  • Full Stack – Python
  • Full Stack – Desarrollo Web (JavaScript/Node.JS)
  • Full Stack – React Js (Firebase-MongoDB)

Especialistas del área recomiendan la capacitación y aseguraron que «es muy buscado» y además de lo mencionado ofrece la posibilidad de hacer cursos complementarios y cuatrimestrales de Testing/QA, DiseñoUX/UI y Big Data (Ciencia de datos). En relación a la importancia de la posibilidad que facilitan las capacitaciones el Sr en IT, Alfredo Piloni señaló que: «primero es un título que da el gobierno directamente, que son 20 semanas de carrera, segundo que es programación con diferentes lenguajes y son cursos muy caros y tercero que ya están en la versión 4.0 y ya tuvieron alrededor de 139 mil inscripciones la última edición».

Según el Programador Web Cristian Stefani las ofertas laborales que existen en el mercado son valuadas en dólares, por lo que es difícil que la depresiación de la hora del trabajador sea un hecho. Es decir, que actualmente es tan requerido especialistas en el rubro que es casi nula la posibilidad de que sea un trabajo mal pago, el mercado IT está en crecimiento, «hoy en día la mayoría está trabajando para afuera del país, así que el apercibimiento es en moneda extranjera y a nivel local el precio del programador es realmente alto».